LÁSER LED LXD

Depilación y eliminación permanente gracias al LÁSER LED LXD que quita gradualmente el vello. Es más rápido y eficaz, mucho menos molesto y ¡los resultados son duraderos!

PRECIO

  • Axilas 25€
  • Labio 15€
  • Mentón 15€ regalo labio
  • Espalda 75€ incluye hombros y nuca
  • Pecho y abdomen 75€
  • Piernas enteras 100€  incluidos los pies
  • Medias piernas 50€
  • Brazos 50€ manos incluidas
  • Ingles 25€ línea alba incluida
  • Pubis completo 40€ con línea alba y perianal
  • Consultar posibles zonas gratuitas
  • Facial completo 30€

El láser Led LXD es la última innovación tecnológica en eliminación gradual del vello.

Este láser de alta potencia con frecuencias de 780 nm. a 850 nm., penetra profundamente de forma eficaz en la dermis y es absorbido por la melanina de los folículos pilosos.

La energía del láser se transforma en energía térmica que dañará a las células germinativas sin perjudicar a la piel.

Los estudios más recientes nos dicen que si la destrucción se realiza en la papila y la matriz del pelo se producirá un retraso y un debilitamiento en el crecimiento.

Si se lesionan las células madre se conseguirá una depilación permanente.

Algunas de sus ventajas son:

Más rapidez y mayor eficacia pues se reduce el número de sesiones a realizar.
El calor recibido en la piel es menor gracias a la luz led que es más fría. Está diseñado con el sistema TEC (Thermo Electric Cooler). Además, el enfriamiento de la piel por el cristal de zafiro del cabezal.
La molestia en la piel es mínima.

El láser Led LXD es apto para todo tipo de vello que tenga un mínimo de color.

Las canas o muy rubios no son captados por falta de la melanina necesaria para conducir la luz.

En estos casos aconsejamos la depilación eléctrica o electrodepilación.

El color de la piel indicado para poder realizar el tratamiento puede ser los fototipos del I al VI.

Se pueden realizar incluso en verano.  Siempre respetando entre 3 y 5 días antes y después de haber tomado el sol o sesiones de rayos ultravioleta.

En facial no rasuramos con la cuchilla. Consúltanos cómo lo trabajamos.

Para que los resultados sean óptimos trataremos a cada cliente y cada zona del cuerpo siguiendo las fases de crecimiento del vello.